0002125272_560x560_jpg000

Los nuevos vocales toman hoy posesión en el pleno de constitución Salvador Espinosa   (Las Angustias) se estrena de vicepresidente

 

El Consejo Regulador afronta a partir de hoy una nueva legislatura tras el pleno de constitución en el que tomarán posesión de sus cargos los veinte vocales proclamados por la Junta Electoral tras las elecciones celebradas el pasado 17 de junio. Cabe recordar que en dicho proceso electoral únicamente se votó al vocal de la Manzanilla entre dos candidatos, ya que el resto de vocalías se resolvieron por proclamación automática al presentarse candidaturas únicas en sus respectivos censos.

El nombramiento de presidente y vicepresidente es el segundo y último punto previsto en el orden del día del pleno de constitución, asunto en el que se ha logrado el consenso previo sectorial para la elección y propuesta de dos candidatos únicos: Beltrán Domecq, que repite así como máximo responsable de la institución jerezana del vino y Salvador Espinosa, presidente de la cooperativa de Las Angustias (Jerez) y propietario de la bodega Díez-Mérito, que en este caso se estrena en el cargo de vicepresidente en sustitución de Francisco Lorenzo, director gerente de la Cooperativa Católico-Agrícola de Chipiona.

Tras la elección de ambos candidatos, el pleno dará traslado de su decisión a la Consejería de Agricultura, encargada de la designación con la publicación del nombramiento en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).

El nuevo pleno lo conforman de forma paritaria diez vocales del sector productor (viticultores) y otros tantos del sector comercializador (bodegas). Los sillones del sector productor los ocupan cuatro representantes de cooperativas (los representantes de Las Angustias, Palomares, Caridad y Chipiona que se presentaron bajo la candidatura de COAG) y seis viñistas independientes, todos ellos de la candidatura de Asevi-Asaja, que el jueves rompió una lanza en favor de la unidad de la viña con la invitación a participar en su órgano interno de consultas sobre los asuntos del sector a los titulares de las candidaturas de Coag para los censos de viñas de más de 20 y menos de 20 hectáreas que se retiraron la víspera de las elecciones.

Corren buenos tiempos para el jerez y el consenso en torno a la reelección del presidente y la designación del nuevo vicepresidente es señal inequívoca del interés por enterrar el hacha y dar un nuevo impulso a los vinos jerezanos. En el caso del sector productor, como se puso de manifiesto en la reunión previa del comité de viñas de Asevi, los viticultores acuden unidos al inicio de la nueva legislatura para defender sus intereses comunes, en particular, el de reconocer el valor de la viña del Marco, del terruño, al que el sector ha dado la espalda durante muchas décadas al apostar por grandes volúmenes y la homogeneidad.

La tendencia ahora es la contraria. Hay que diferenciarse porque no todos los pagos del jerez son iguales ni su uva reúne la misma calidad, singularidad por la que está ya comprobado que el mercado está dispuesto a pagar. Y ese auge de los precios tiene que repercutir en la viña, que actualmente cubre costes sin más.

En la bancada del sector comercializador, que también está por la labor, se sentarán los siete vocales de grandes bodegas de la candidatura única que presentó Fedejerez, que también apadrina al vocal del Vinagre. Hay un noveno vocal de bodegas de menos de 500 botas que ocupa la cooperativa de Palomares y en el décimo sillón, el de la Manzanilla, se sienta el vocal de la candidatura de Barbadillo y Delgado Zuleta.